Mostrando entradas con la etiqueta periodismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta periodismo. Mostrar todas las entradas

Ahora... megas y hertzios


(20 / ago / 2017) - Los cambios, por norma general, producen sensaciones encontradas en la gente. Hay quien tiene una enorme facilidad para adaptarse a nuevos escenarios. Otros, entre los que me incluyo, tenemos ciertos temores en cambiar "lo de siempre" por otras cosas. Pero hay veces que es bueno, y hasta necesario.

Lectores y usuarios, sois tontos pero os necesitamos


(26 / abr / 2016) - "Periódicos se cierran cada día. Y en esta ciudad, por desgracia, preocupada por si alarga o no la feria, no es ya noticia". Hablamos de que el periodismo está mal y hay un ERE en mi periódico... Solucionado, decimos que los lectores son tontos y solo se preocupan por la Feria de Abril.

Viva el periodismo de datos… de datos de audiencia


(20 / abr / 2016) - El nuevo periodismo, incluso con esa etiqueta, no ha inventado nada. Las competiciones por medirse el falo en forma de audiencia (como se ha hecho toda la vida) han derivado en pensar que a mayor número de visitas, más calidad.

El 'youtuber' que se creía muy listo


(8 / feb / 2016) - Mi día transcurría normal. Anodino, casi aburrido. Como en realidad son los días de un periodista. Contando algo por aquí, pillando varios teletipos de allá... cerrando alguna entrevista, o viendo cuándo tomar ese café que llevo meses posponiendo.

La sala de fiestas de mi ombligo


(18 / nov / 2015) - De cuando en cuando, sobre todo si hay fuertes impactos sociales, como el que ha provocado los atentados de París, la prensa sale escaldada. Aunque realmente recibe golpes de la propia prensa, ya que los ciudadanos viven ajenos a una realidad que los medios de comunicación no quieren asumir.

“Periodismo” sin periodistas: sueño húmedo de las empresas


(10 / sep / 2015) - El entrecomillado tiene su sentido. Es “periodismo” y no periodismo, porque de un tiempo a esta parte, y cada vez más, se camuflan entre periodistas y bloggers profesionales una serie de “actores informativos” que con sus webs llenas de banners y “noticias” dicen hacer periodismo, pero creo que se quedan muy lejos de todo eso.

Soy periodista y a veces me equivoco


(17 / jul / 2015) - Siento defraudar a toda mi legión de fans, así como a los incondicionales en general que piensan que un periodista nunca se equivoca (o mete la pata). Pido disculpas, de verdad: pero alguna que otra vez he cometido errores. Y para ahorrar traumas, os diré que también he visto en persona cómo otros lo hacen.

Esos pEGOdistas


(13 / may / 2015) - Vale, este juego de palabras puede pasar a la historia infame de los juegos de palabras, pero no se me ocurría nada mejor para elevar a crítica lo que se convierte en realidad en el mundillo periodístico: que los egos atrapan a las personas y no les dejan levantar cabeza.

Tuitero o no tuitero, esa es la cuestión


(9 / abr / 2015) - La incipiente y tímida redacción de 'Sabemos' ya empieza a recoger sus primeros debates en torno a temas tan poco trascendentes como la importancia de Twitter en el impacto social sobre la realidad. Humildes, somos así.

Nueva aventura, nuevo reto


(31 / mar / 2015) - Con una llamada clandestina, como si fuese Joseph Cotten en ‘El tercer hombre’, me explicaba Miguel Ángel Uriondo qué era ‘Sabemos’. Tampoco se debían dar más vueltas. Un nuevo proyecto, algo desde cero, con alguien así al frente… "Sí" era la única locución válida.

Periodismo, perspectiva y arena


(24 / mar / 2015) - Estoy convencido de que la jornada de reflexión ante una cita electoral no debería ser el día de antes. Al contrario. Tendría que disponerse para el lunes siguiente, y concretamente que esa reflexión la hicieran los periodistas. Más, si ha habido elecciones en Andalucía y no has pisado esa tierra en los últimos 5 años.

El periodismo no necesita salvadores...


(25 / feb / 2015) - ...solo trabajadores. Así es como debe concluir esta frase. Desde finales del año pasado han surgido algunos proyectos periodísticos que en ocasiones intentan pregonar a bombo y platillo que ellos son el “periodismo puro y limpio”, que en sus ideas resurgirá un nuevo entorno informativo, y que todo lo que hay es poco menos que panfletillos.

El periodismo que llega en 2015


(26 / dic / 2014) - Para hablar de periodismo hay que dejar de lado el gerundio y hablar de nuevas realidades que ya se constatan. Es decir, nada está “llegando”, el periodismo se ha reconfigurado de tal manera que ahora mismo hay nuevas formas de trabajar que cambian por completo todo lo que hasta ahora teníamos entre manos.

Periodismo de hombre para hombre


(24 / oct / 2014) - Vean la foto que preside este post, e intenten averiguar qué se echa en falta. Para facilitar las cosas diré que se trata de una imagen que ha colgado el diario El Mundo en su perfil de Instagram esta semana con el siguiente mensaje: “La reunión editorial del mediodía. Empieza a prepararse la edición impresa #25ElMundo”.

Leer noticias, ¿para qué?


(21 / oct / 2014) - Soy periodista, pretendo ejercer, y hoy voy a aconsejar que leer noticias de actualidad es una pérdida de tiempo. Por si alguien saca las garras ante mí, debo excusar estas palabras en que la idea no es mía. Todo lo he sacado de este texto, el cual por cierto pretendo configurar como una nueva forma de afrontar la vida y mi carrera profesional.

Mi país, ‘El País’


(23 / jul / 2014) - Hace 3.535 días que pisé por primera vez la redacción de ‘El País’. Las cuentas son sencillas porque mi llegada al número 40 de Miguel Yuste se produjo el día que salía a la calle el ejemplar 10.000 del diario. Una cifra redonda y digna de celebración.

Tenía 20 años, empezaba mi carrera profesional y sentía el orgullo de hacerlo como becario del periódico más importante de este país. Al menos entonces. Lo hacía en el Departamento de Documentación, justo debajo del grueso de la Redacción y al lado de Publicidad, aunque pasando al otro lado de la puerta estuviera Cultura y 'El Semanal'. De mi primer jefe, Juan Carlos Blanco, aprendí mucho, o al menos todo lo que puede aprender alguien de 20 años. Y menos en aquella época en que no había tal obsesión por “ser alguien”.

Fue casi un año entrando y saliendo por una puerta en la que también entraban y salían algunos de los mejores periodistas de este país. Fue ahí, justamente ahí, cuando empezó a germinar en mí la idea de dejar atrás el mundo de la documentación y empezar con el periodismo. Horas y horas delante de cientos de periódicos, custodiando lo que se había escrito hasta el momento, sintiendo el cambio cada día… sin duda una época que nunca podré olvidar.

Ernesto Ekaizer, Bonifacio de la Cuadra (al que preparé su recopilatorio de despedida), José Yoldi, Ramón Lobo, Enric González… Sus nombres repiquteaban en mi cabeza cuando entraba al despacho del “jefe”. Sus textos, sus logros, sus andanzas… Hoy no existe nada de todo aquello, y esa es la tristeza que me invade.

Lógicamente todo se acaba, de hecho eso es lo bonito de la vida. Pero tengo la sensación de que ‘El País’ está muriendo tan lentamente, de una forma tan desagradable, que ni los mejores recuerdos sobre “nuestro periódico” lo podrán salvar. Y siento ese periódico como mío, no solo por haber pertenecido a él, aunque haya sido de forma mínima. Lo siento porque he sido lector, he estado comprometido con sus contenidos, sus periodistas, sus firmas, sus suplementos… Además, tengo constancia de que mucha gente piensa como yo, muchos nos sentimos heridos, defraudados, como si nos hubieran quitado algo que era nuestro.

La crisis económica, los EREs, despidos, dinero para unos, para otros, una línea editorial sumisa a sus accionistas… Quien diga que ‘El País’ no se está desangrando lentamente frente a nuestras narices, sabe que miente. Sus mejores periodistas ya no están, y los que vienen carecen de ese carisma, o el propio medio no quiere que lo tengan, para no perder el control. Ahora mismo es muy difícil identificarse con sus firmas, los nombres que acompañan a unas informaciones que también han perdido su valor como parte de nuestra historia. Simplemente forman parte de ese magma digital que se lo traga todo, no hay humanidad en un medio donde todo era humano.

Dicen que el periodismo y su modelo de negocio se están reinventando, y que debe hacerse para ganar impulso. Lo malo es el gran peaje que estamos pagando, y la pérdida de ‘El País’, tal y como era hace 3.535 días, es algo irreparable. No solo pierden sus periodistas (como trabajadores), sino que pierde la sociedad en su conjunto. Pierde la democracia, o al menos eso por lo que siempre pareció luchar “mi periódico”… ese que ahora ya no es mío.

“Entrevista imaginaria” y la invención de la rueda


Lo reconozco, asisto perplejo al debate que se ha creado en torno a la “entrevista imaginaria” a la Princesa Letizia que publica la revista Diez Minutos en su último número. Dicha perplejidad se basa en el hecho de que muchos periodistas, aunque debería decir supuestos, desconocen que se trata de un subgénero que históricamente así ha sido definido dentro del género de entrevistas.

Los nuevos caminos del periodismo: lo ideal frente a lo real


Una sala de conferencias completamente abarrotada espera a los ponentes. El título de la charla-coloquio, así como su presentación, ‘Los nuevos caminos del periodismo: en medio de la tormenta perfecta surgen nuevas salidas y oportunidades’, invita a echar la mañana en la Facultad de Ciencias de la Información para escuchar a Ramón Lobo (@ramonlobo), Delia Rodríguez (@delia2d), Idoia Sota (@idoiasota) y David Martínez (@dmartinezpr), moderando Juan Calleja (@_juancalleja).

Lee Young Hee, el hombre que era una mujer

La crisis, en lo que al periodismo se refiere, ha traído recortes, despidos, y hasta cambios de sexo. Sí, como lo leen, sino que se lo pregunten a Lee Young Hee, que depende del medio puede ser mujer, hombre, o viceversa. De momento no vamos a explicar nada, pero pongamos todo en antecedentes. 

Mucha gente dice que los nuevos medios digitales traerán un aire fresco al ecosistema informativo por su agilidad y capacidad de adaptarse a los nuevos cambios. Además, dicen no tener vicios de las antiguas redacciones, son más baratos y bla, bla, blaAl final resulta que el trabajo mal hecho da lo mismo que se haga de manera impresa que digital. Si una información no es contrastada y bien elaborada, solo deja entrever que ese “nuevo periodismo” en la era digital viene con unas trampas adquiridas que no tienen solución. 

Para el siguiente ejemplo se pueden ver nuevos medios digitales, cabeceras tradicionales, medios blogs y blogs enteros. Todos al amparo de no saber, o no querer contrastar una información y simplemente lanzarse a por los ‘clics’ pertinentes sin importar que el lector final pueda no enterarse de nada.

Detector de periodistas

detector de periodistas periodismo
Algunos dicen que el periodismo ha muerto, otros, simplemente que ha cambiado. Mi opinión personal está más cerca de los segundos, aunque sea a raíz de encontrarse un atajo cogido por la primera vía. Es decir, creo que el periodismo que hemos conocido en España durante la falsa y tramposa Transición ha desaparecido, y que ahora con los nuevos formatos, la crisis y las formas de obtener información de los usuarios, todo ha cambiado.
Designed By Blogger Templates