25 de julio de 2014

Personas contingentes o necesarias


Debo confesarlo. Cuando hace unas semanas decidí empezar mi enésima colección de “cosas”, en esta ocasión eran tazas, y teniendo en cuenta que realmente se trataba de coleccionar momentos y vivencias con personas que me las iban a regalar (sí, mi caradura puede llegar a ser obscena), nunca pensé que crecería tan rápido en apenas unos días. 

Así pues, en esta entrada tengo el placer de anunciar que se ha añadido a mi familia de tazas una proveniente de ‘eltenedor.es’. Se trata de una taza corporativa, sí, y ya van unas cuentas, pero la persona que me lo ha dado supone tanto para mí, que merece un hueco muy especial.

23 de julio de 2014

Mi país, ‘El País’


Hace 3.535 días que pisé por primera vez la redacción de ‘El País’. Las cuentas me resultan sencillas porque mi llegada al número 40 de Miguel Yuste se produjo en la mañana que salía a la calle el ejemplar 10.000 del diario, sin duda una cifra redonda y digna de celebración. 

Tenía 20 años, empezaba mi carrera profesional, y sentía el orgullo de hacerlo como becario en el periódico más importante de este país, al menos por aquel entonces. Lo hacía en el Departamento de Documentación, justo debajo del grueso de la Redacción, y al lado de Publicidad, aunque pasando al otro lado de la puerta estuviera Cultura y El Semanal. De mi "jefe", mi primer jefe, Juan Carlos Blanco, aprendí mucho, o al menos todo lo que puede aprender alguien de 20 años cuando no sabe lo que quiere todavía, y menos en aquella época en que no había tal obsesión por “ser alguien”.

14 de julio de 2014

Será maravilloso…


¿Existen las relaciones de amor-odio? Por supuesto que sí, y en ocasiones son mejores que las de solo amor, o exclusivamente odio. Al menos, tienden a salir de una rutina abstracta que en muchas ocasiones no se sabe de dónde llega. Bien es cierto, tampoco seamos hipócritas, que esas relaciones con dos caras a veces son extenuantes, pero a fin de cuentas la vida es aburrida.