Mostrando entradas con la etiqueta personal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta personal. Mostrar todas las entradas

¿El amor tiene fecha de caducidad?


(8 / may / 2017) - Estamos en el apogeo de la primavera. Primeros días largos de luz, calor, planes para el próximo verano... si los adolescentes no tienen calientes las venas en esta fecha y no piensan en enamorarse... que se retiren. Todos. Ellas y ellos. Aunque viendo cómo está el patio, uno ya no sabe qué pensar.

Gente, lugares y momentos


(2 / may / 2017) - Desde hace unos meses vivo agobiado. A caballo entre la obligación y una absurda devoción, estoy instalado en un bucle constante de trabajo, trabajo y trabajo. Creo, todo sea por tirar balones fuera, que el entorno en el que me muevo también está igual. Eso exagera, más aún, esta dinámica tramposa que no tiene fin.

Dos años sabiendo algunas cosas


(31 / mar / 2017) - Queda bastante lejos todo. Y eso que apenas han pasado dos años. Pero han sido intensos, muy intensos. Aunque después de un tiempo ejerciendo esto del periodismo, uno se da cuenta de que la tranquilidad en este sector es parte del pasado. O quizá nunca ha habido sosiego y calma en esta profesión. No lo sé.

Crónica incierta del Mobile (MWC)


(2 / mar / 2017) - Hace unos días escribía en este mismo espacio sobre la ilusión que me hacía asistir al 'Mobile World Congress' de Barcelona seis años después de la primera vez. Las expectativas han quedado colmadas.

Seis años... hola de nuevo Barcelona


(25 / feb / 2017) - Han pasado seis años desde que estuve en el 'Mobile World Congress' de Barcelona por última vez. En esta edición toca repetir. Las sensaciones son distintas, aunque en realidad no lo recuerdo bien. Era un joven ingenuo y gilipollas. Bueno, ahora soy igual solo que mi cabeza alberga ciertas canas.

Despropósitos para 2017


(28 / dic / 2016) - “Me espera un largo y bonito 2016. Espero mantener las ganas y la ilusión de seguir contando por aquí mis cosas...”. Así terminaba el texto de los despropósitos el año pasado. Largo ha sido. Bonito también, aunque matizable. Y lo que no he hecho, y debo cambiar cuanto antes, es lo de contar cosas por aquí.

¿Las personas pueden cambiar?


(30 / oct / 2016) - Quizá es porque me aproximo a los 33, o simplemente porque he cambiado sin darme cuenta. Lo cierto es que hoy empiezo a no necesitar lo que ayer me obsesionaba. Llevo unas semanas con ganas de ser amable, preocuparme más por la gente, y menos por mí.

Un año sabiendo algunas cosas


(29 / mar / 2016) - El próximo 14 de abril, San Valeriano, se cumple un año del nacimiento de SABEMOS. De origen latino, Valeriano significa "el que es sano y fuerte, el que tiene valor". De salud, tanto SABEMOS como yo, andamos bien. Sobre el valor, qué duda cabe que hay que tener un par de bemoles en do menor para sacar un medio de comunicación al mercado. Así que todos contentos.

Despropósitos para 2016


(31 / dic / 2015) - 2013, 2014... y lógicamente 2015. Desde hace tres años escribo a finales de diciembre una suerte de texto estúpido en el que hago un pequeño balance de lo que ha sido el año, así como un breve pronóstico de lo que espero.

Mis "maneras de vivir"


(5 / oct / 2015) - Miro el reloj. Son las 6'05h de la mañana. No es pronto, simplemente es de noche. La noche de ayer, o la noche de hoy. Ya no sé. Desde hace unos meses tiendo a confundir días con noches, fines de semana con semanas sin fin. Alargo la mano, cojo el móvil y miro SABEMOS. Todo en orden, es lunes, otra semana puede empezar... ¿o todavía no se ha acabado la anterior?

En un lugar llamado Munich


(19 / jun / 2015) - Cada viaje es único, especial, tiene algo que le hace distinto. Además, un viaje siempre se divide en tres partes bien diferenciadas. La aproximación, o lo que es lo mismo, todo lo que esperas, lo que no, las inquietudes previas… el propio viaje… y el después, la fase en la que digieres la realidad (o imaginación) del viaje.

Virtudes, defectos y rutinas


(24 / abr / 2015) - Desde hace un mes como mal, duermo poco y trabajo mucho. La ecuación ha cambiado completamente. No hace tanto que comía mucho, trabajaba poco y dormía mal. Todo eso, incluido el resto de rutinas, lo ha cambiado Sabemos.

Nueva aventura, nuevo reto


(31 / mar / 2015) - Con una llamada clandestina, como si fuese Joseph Cotten en ‘El tercer hombre’, me explicaba Miguel Ángel Uriondo qué era ‘Sabemos’. Tampoco se debían dar más vueltas. Un nuevo proyecto, algo desde cero, con alguien así al frente… "Sí" era la única locución válida.

Monstruos en la cabeza


(27 / mar / 2015) - A raíz del trágico accidente de avión que esta semana nos ha sobrecogido, y el virulento vuelco sobre el copiloto, uno solo puede pensar en monstruos, concretamente los que habitan en la cabeza. Esos que nadie ve, esos que ni uno mismo percibe. Los que existen solo en la imaginación.

Expectativas

expectativas frustraciones

(10 / mar / 2015) - Las personas tenemos suma facilidad para generar expectativas. Nos da lo mismo la naturaleza de su realidad, siempre vamos a creer que lo nuevo, eso que falsamente añoramos, será mejor de lo que tenemos. Luego nos arrepentimos, chantajeamos a los tiempos pasados y coqueteamos con la falsa idea de que “antes todo era mejor”. Quizá por eso volvemos a reposar sobre la calidez de nuestras expectativas.

¡Hasta luego! (Bis gleich!)


(5 / mar / 2015) - Lo dije, no me arrepiento. Sería un 30 de junio o algo así. El calor en Murcia tiene un efecto indecoroso con las lágrimas: apenas las deja brotar. Emocionarse solo te lleva al compromiso de un llanto seco y sonoro. Así fue como me despedí de mis compañeros de piso tras 2 años de andanzas, encuentros y reveses. Bueno, en realidad no fue igual con todos, nunca lo es.

Despropósitos para 2015


(29 / dic / 2014) - No lo puedo resistir. Tacho los últimos días en el calendario y me surgen unas ganas irrefrenables de hacer balance del año que dejamos atrás, así como absurdas enmiendas y propósitos para el que comenzamos. Como dije justamente hace 365 días, hacerlo de forma pública es absurdo, pero me sigo envolviendo en el mismo razonamiento: llevo con este Blog en marcha desde el verano de 2010, y antes tuve otros, tanto de carácter personal, como de índole algo más profesional. Siempre abiertos, dialogantes, y dispuestos a mostrar lo que soy.

Personas contingentes o necesarias


Debo confesarlo. Cuando hace unas semanas decidí empezar mi enésima colección de “cosas”, en esta ocasión eran tazas, y teniendo en cuenta que realmente se trataba de coleccionar momentos y vivencias con personas que me las iban a regalar (sí, mi caradura puede llegar a ser obscena), nunca pensé que crecería tan rápido en apenas unos días. 

Así pues, en esta entrada tengo el placer de anunciar que se ha añadido a mi familia de tazas una proveniente de ‘eltenedor.es’. Se trata de una taza corporativa, sí, y ya van unas cuentas, pero la persona que me lo ha dado supone tanto para mí, que merece un hueco muy especial.

Mi país, ‘El País’


(23 / jul / 2014) - Hace 3.535 días que pisé por primera vez la redacción de ‘El País’. Las cuentas me resultan sencillas porque mi llegada al número 40 de Miguel Yuste se produjo el día que salía a la calle el ejemplar 10.000 del diario. Una cifra redonda y digna de celebración. 

Tenía 20 años, empezaba mi carrera profesional, y sentía el orgullo de hacerlo como becario del periódico más importante de este país. Al menos por aquel entonces. Lo hacía en el Departamento de Documentación, justo debajo del grueso de la Redacción, y al lado de Publicidad, aunque pasando al otro lado de la puerta estuviera Cultura y 'El Semanal'. De mi "jefe", mi primer jefe, Juan Carlos Blanco, aprendí mucho, o al menos todo lo que puede aprender alguien de 20 años cuando no sabe lo que quiere todavía. Y menos en aquella época en que no había tal obsesión por “ser alguien”.

Será maravilloso…


¿Existen las relaciones de amor-odio? Por supuesto que sí, y en ocasiones son mejores que las de solo amor, o exclusivamente odio. Al menos, tienden a salir de una rutina abstracta que en muchas ocasiones no se sabe de dónde llega. Bien es cierto, tampoco seamos hipócritas, que esas relaciones con dos caras a veces son extenuantes, pero a fin de cuentas la vida es aburrida.
Designed By Blogger Templates